'

Introducción de alimentos sólidos en bebés

Una de las tareas como mamá y papá es acompañar a nuestro bebé en todos sus procesos de aprendizaje y cambio evitando que resulten traumáticos y facilitando que disfrute de todo ese crecimiento.

Durante esas etapas se nos plantean varios retos y uno al que nos enfrentamos es el cambio de alimentación. ¿Cuándo debemos introducir alimentos sólidos en la alimentación de nuestro bebé?

La OMS nos recomienda alimentar a nuestros bebés nada más que con leche materna hasta los 6 meses. A partir de este momento debemos observar si nuestro bebé está preparado para dar ese paso y probar nuevos alimentos.

¿Cómo puedes saber si tu bebé está preparado? Muy sencillo, es cuestión de valorar ciertas bases y preparar su entorno para este cambio.

– Tu bebé debe ser capaz de mantener su cabecita firme y erguida.

– Para poder manejar los alimentos sólidos dentro de su boca es necesario que haya dejado de utilizar la lengua para expulsar comida fuera.

– La postura en la silla también es importante, debe ser capaz de mantenerse en posición erguida para poder tragar sin dificultad los alimentos.

– Si tu bebé tiene cada vez más apetito es el momento de saciar su hambre con la introducción de los sólidos.

 

IMG_6373

 

 

No se trata de introducirlo de golpe “porque toca” si no de enseñarle a nuestro bebé una novedad con total normalidad.

Hay algunos trucos que nos ayudarán a que este cambio pueda ser gradual y bien aceptado por nuestro pequeño.

– Comenzar jugando con las texturas. Puedes probar a triturar menos los purés en un comienzo e ir dejando “tropezones” a medida que vaya adaptándose.

– Comparte con tu bebé los alimentos sólidos adecuados a su edad. Si comes algo junto a él y muestras satisfacción es posible que despiertes su curiosidad y el pequeño también quiera probarlo.

– Busca un entorno agradable y muestra la satisfacción y la alegría por comer algo tan rico. Es el momento de romper algunas reglas y empezar a jugar con la comida.

No dejes pasar la oportunidad de ofrecerle a tu bebé disfrutar con cada uno de sus cambios. Dale tiempo y ayúdale a pasarlo bien aprendiendo. ¡Vosotros también disfrutaréis de cada etapa!

No hay comentarios todavía ¡Sé el primero!

Deja una respuesta

À
5

Please Wait...